Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI

9788408105510_frontcover-1.480x480-75

Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI – Innovación con TIC, es una publicación monográfica, editada por Espiral, Educación y Tecnología, que integra profesores de todos los ámbitos y etapas educativas con interés en las tecnologías de la información en la educación; además este libro esta supervisado por técnicos/as de informática, investigadores/as en el campo de la tecnología educativa y diseñadores/as de materiales didácticos en soporte tecnológico, a su vez cuenta con los aportes por parte de los estudiantes universitarios de Ciencias de la Educación y Educa Red Fundación Telefónica, que recoge 94 experiencias didácticas con TIC realizadas no sólo en colegios, institutos y universidades, sino también en aulas de educación especial, hospitalarias, de formación profesional, de educación de personas adultas y de centros penitenciarios, sin olvidarnos de la educación a distancia y la formación permanente del profesorado.

Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI – Innovación con TIC es resultado de este proyecto, en el cual han trabajado alrededor de 120 personas, es un volumen de más de 400 páginas, en las que podemos encontrar una gran cantidad de experiencias que han sido efectiva y eficazmente aplicadas en el aula con el alumnado y que suponen un cambio metodológico que pone al alumno y la alumna en el centro del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Es por lo anterior, que los autores de este libro afirman que son buenas las prácticas de implementar las TIC en las aulas de clases siempre y cuando se dé adecuadamente su utilidad y se resalte la repercusión que tiene implementarlas pedagógicamente; si usáramos las TIC para hacer lo mismo que sin ellas, estaríamos complicándonos la vida inútilmente.

Es por ello, que este libro deja en claro que la implantación del Proyecto Escuela 2.0 a lo largo de la mayoría del territorio nacional y la incorporación de las competencias básicas al currículo de las etapas educativas obligatorias, entre otras cosas, pronostican un aumento importante del empleo de las TIC en el aula por parte de docentes que, por alguna razón, han hecho poco uso de ellas hasta el momento.

En este contexto, y siendo consecuentes con las buenas prácticas de las TIC que narra este libro, se puede entender que éstas no deben ser un objetivo sino un medio al servicio de un sólido proyecto pedagógico, al que tienen que servir y apoyar con herramientas útiles para proporcionar al alumnado un rol activo y protagonista dentro de su formación. 

Diego Sobrino López, quien es uno de los autores de esta publicación monográfica, hizo énfasis en la importancia del trabajo colectivo, por medio del capítulo Buenas Prácticas En Didáctica De La Historia; El Caso De “Historia A Por Todas” que resume la idea de cómo el conocimiento es acumulativo y los esfuerzos que realizamos, hasta los que parezcan perdidos, terminarán brotando y beneficiando a toda la colectividad, dando la oportunidad de romper barreras de cambio que se enfrentan con frecuencia en la actualidad.

José  Hernández Ortega, otro de los autores y colaboradores para este proyecto, afirma que las TIC han entrado en el mundo educativo para quedarse, y no como un experimento pasajero, por la cual, dice que “el principal objetivo de la educación consiste en formar a personas que sean capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho”, reflexión que pone en evidencia la necesidad de superar el planteamiento transmisivo de la educación, en el que al alumnado sólo se le requiere que aprenda pasivamente los conocimientos de las generaciones anteriores.

En consecuencia, el alumnado (no entendido como entidad colectiva, sino pensando en cada niño y niña, con su talento e intereses) debe ser el protagonista real del sistema educativo y las TIC tienen que servir para situarlo en este lugar, ocupando en la escuela esa herramienta clave para el desarrollo de la misma.

Por todo lo nombrado anteriormente esta profunda investigación que se plasma en Experiencias educativas en las aulas del siglo XXI – Innovación con TIC; propone que la educación debe replantear sus objetivos, sus metas, sus pedagogías y sus didácticas si quiere cumplir con la misión en el siglo XXI, brindar facilidades a las necesidades del hombre, ya que, las mismas fuerzas tecnológicas que harán tan necesario el aprendizaje, lo harán agradable y practico; y si las corporaciones, organización y/o empresas se están reinventando en torno de las oportunidades abiertas por la tecnología de la información, las escuelas también tendrán que hacerlo.

Azucena Vázquez Gutiérrez, por su parte, afirma que esta será una tarea que exige muy altos niveles de educación a nivel social lo que responde a la capacidad organizada del país para adaptarse a un mundo que cambia rápidamente, lo cual supone adquirir y procesar la información sumamente compleja, para tomar decisiones que aseguren el aprovechamiento óptimo de cada coyuntura.

Para concluir se hace necesario nombrar cada una de las personas que hicieron posible esta publicación monográfica: Jordi Adell Segura, María Begoña Alfageme González, Cristina Alonso Cano, Manuel Area Moreira, Eloi Biosca Frontera, Linda Castañeda Quintero, David Codina Regàs, Pere Cornellà Canals, José María Cuenca López, Meritxell Estebanell Minguell, Marcelo Fabián Maina, Josefina Ferrés Font, José Luis Gamboa Jiménez, Anna Forés Miravalles, Montse Guitert Catasús, Ignasi Labastida i Juan, Tíscar Lara Padilla, Diego E. Leal Fonseca, Juan Carlos López García, Javier Monteagudo Galisteo, Maria Pérez-Mateo Subirà, Raúl Reinoso Ortiz, Marc Romero Carbonell, Teresa Romeu Fontanillas, Pedro Antonio Sánchez Rodríguez y Francisca José Serrano Pastor. A todos ellos, una vez más, les agradezco de corazón su colaboración en nombre de la Asociación Espiral y, de manera muy especial, del equipo de coordinación del monográfico, formado por José Hernández OrtegaDiego Sobrino LópezAzucena Vázquez Gutiérrez.

Son ellos quienes dejen claro que Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ocupan un papel primordial para el desarrollo y fortalecimiento de cualquier sistema educativo. Por ello, es fundamental que los educadores y estudiantes sepan utilizarlas con eficacia, vigor y exactitud, para aprender y desenvolverse con éxito en la sociedad actual. Los docentes juegan en este escenario un papel primordial. Desde su trabajo como formadores, proporcionan a sus alumnos los conocimientos básicos sobre la utilización de las TIC; pero sobre todo, les enseñan cuándo, cómo y dónde usarlas.

 

Anuncios

Autor: ciudadano0

"¿A qué me dedicaba? Era reportero ... Para escudriñar por ahi, ver, preguntar, escuchar, oler, pensar, escribir" R.K. ... Ahora soy padre de Martín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s